Arte Efímero

¿Qué es el Arte Efímero?

El arte efímero es un tipo de arte que solo dura un corto período de tiempo y no puede ser conservado por una galería de museo como un objeto duradero. La duración del arte efímero está dictada por los materiales utilizados para crear la pieza y cómo se pretende que estos materiales interactúen. Sin embargo, gran parte del resultado del arte efímero se deja en manos de elementos aleatorios, como el entorno natural, la participación del público o la naturaleza del objeto en sí.

Obras de arte efímeras notables

Yoko Ono, Apple , 1966, Museo de Arte Moderno, Nueva York.

Richard Long, Una línea hecha al caminar , 1967, Tate Modern, Londres.

Gistav Metzger, Recreación de la primera demostración de arte autodestructivo , 1960, rehecho en 2004, 2015, Tate Modern, Londres.

Yves Klein, Escultura Aerostatica , 1957, Saint-Germain-des-Prés, Paris.

Christo y Jeanne-Claude, Running Fence, condados de Sonoma y Marin , 1972-76, California. Foto de Wolfgang Volz.

Bruce Mclean, Seis esculturas , 1967-8, Tate Modern, Londres.

Richard Long, Sahara Circle , 1988, Tate Modern, Londres.

 

Historia del Arte Efímero

En el siglo XIX se expresa una apreciación de la belleza efímera en el contexto del romanticismo y el impresionismo . Los artistas estaban creando obras de arte que presentaban una nueva imagen de belleza. Los artistas románticos estaban interesados en el poder de la naturaleza y su capacidad para pasar de lo sereno a lo aterrador en un instante. Los artistas impresionistas a menudo pintaban escenas de la naturaleza que eran fugaces, como un amanecer o un atardecer. Con obras como la pintura Impression Sunrise de Claude Monet de 1872, la impermanencia encontró un lugar especial en la creación de pintura y escultura.

Los movimientos artísticos de principios del siglo XX, como el futurismo, también estaban interesados en el carácter efímero de los eventos y, a menudo, representaban sujetos en movimiento. Se crearon pinturas y esculturas de una manera que capturaba el movimiento, como el dinamismo de un perro con correa de Giacomo Balla, una pintura de 1912 que captura el movimiento de un perro en el espacio, con las patas pintadas borrosas para representar su rápido movimiento.

Esta era también trajo un rechazo de la belleza clásica y los ideales popularizados por el pensamiento de la Ilustración. La definición de belleza, una vez objetiva y estrecha, cambió para incluir perspectivas subjetivas. La belleza ya no se veía como algo permanente, especialmente cuando muchos artistas comenzaron a adoptar la abstracción y rechazaron la jerarquía de géneros artísticos establecida por las academias de arte europeas.

A medida que se desarrollaban eventos importantes como la Primera Guerra Mundial, los artistas comenzaron a cuestionar todo, desde la sociedad y la industrialización hasta el significado de la vida misma. El arte expresionista reflejó el profundo malestar dentro de la sociedad y encarnó las fuertes emociones que los artistas sintieron junto con sus reacciones a la vida moderna. Capturar la expresión de las emociones en forma de pintura dio valor a las sensaciones temporales como temas de bellas artes, un concepto que desafió la noción de bellas artes en sí.

Los movimientos artísticos como el surrealismo también encontraron valor en la belleza efímera. La naturaleza efímera de los sueños y los recuerdos fue explorada constantemente en la obra del artista español Salvador Dalí. Pinturas como La persistencia de la memoria de 1931 pretenden dar un sentido de permanencia a fenómenos que son temporales, fugaces e incluso surrealistas.

Muchos artistas de la década de 1960 se inspiraron en la naturaleza efímera de muchos materiales diferentes. Los materiales naturales y los objetos baratos producidos en masa se usaban a menudo para crear arte que transmitía mensajes subversivos o criticaba un aspecto de la sociedad contemporánea. El uso de materiales no artísticos también desafió la tradición artística. Al igual que el arte conceptual y el arte escénico, el concepto detrás del arte fue un enfoque importante de este movimiento artístico.

A fines del siglo XX, el arte se trataba principalmente de acción, espontaneidad y rechazo al comercialismo. Movimientos como el Performance art fomentaron la crítica social y la contemplación de las interrelaciones. El budismo zen influyó en la calidad profundamente introspectiva de los movimientos artísticos existentes, como el conceptualismo y Fluxus . El arte efímero amplió estas ideas para explorar la relación continua y siempre cambiante de los humanos con la naturaleza.

En este punto, examinar a los humanos y la naturaleza no era exactamente un concepto revolucionario. Sin embargo, el arte efímero a menudo incluía obras de arte originales a gran escala que se entremezclaban con otros estilos artísticos como el land art y el body art, convirtiéndolo en una forma de expresión única.

Características del Arte Efímero

El arte efímero puede existir en muchas formas, incluida una obra de arte visual, música o incluso poesía. Mientras la obra tenga una vida breve y cambie con el tiempo, haciendo que su forma original sea irrecuperable sin replicación, es efímera.

El arte efímero no tiene cualidades estilísticas unificadoras, aunque a menudo hace uso de objetos encontrados y materiales naturales. Artistas como Andy Goldsworthy, por ejemplo, organizan objetos que se encuentran en la naturaleza, como rocas y ramitas, y dejan que la composición sea descubierta. El viento, la lluvia, la nieve y otros factores fortuitos manipularían la pieza y eventualmente la destruirían.

A diferencia de muchas de las obras de arte de movimientos artísticos anteriores, el arte efímero es temporal. Siempre está cambiando en función del paso del tiempo y de factores impredecibles. El arte callejero, por ejemplo, se exhibe en espacios públicos y se deja resistir interacciones impredecibles como el clima, el vandalismo o la eliminación total.

La descomposición sigue siendo un tema recurrente en el arte efímero. La manzana de Yoko Ono de 1966 presenta una manzana colocada sobre plexiglás, que se deja descomponer. El público experimenta el ciclo de vida de la manzana recolectada a lo largo de varias semanas hasta que desaparece. El público se queda con el recuerdo de la belleza original de la manzana, pero la manzana en sí no se puede restaurar, solo se reemplaza por otra manzana.

Preservar el arte efímero

Al igual que otros movimientos artísticos de la década de 1960, el mundo del arte no adoptó de inmediato el arte efímero. Se vio que no tenía valor financiero debido a su impermanencia. El único artefacto que se pudo preservar de la vida de una obra de arte efímera fue su documentación. Muchas fotografías o grabaciones de audio y video que documentan obras de arte efímeras aún existen en museos y galerías, pero son simplemente un registro de la pieza; prueba de que existió.

La capacidad de conservar una obra de arte siempre ha estado en el centro del sistema de galerías y museos de arte moderno. El arte efímero existió en contraste con el museo y la galería, ya que la forma original de estas obras de arte no se pudo conservar. También era casi imposible exhibir obras de arte efímeras en los espacios de las galerías sin eliminar su contexto. Sin embargo, debido a su existencia fuera de los límites institucionales, las obras de arte efímeras a menudo eran accesibles para más miembros del público y podían interactuar con ellas libremente.

El público es una parte importante del arte efímero, ya que la pieza puede cambiar en un instante y seguir cambiando de un momento a otro. Este estilo de arte apela a los sentidos de una manera que los movimientos artísticos anteriores no pudieron. A menudo, esto se debe a que el arte efímero alienta a los espectadores a contemplar su propia existencia y mortalidad junto con sus creencias sobre la definición de arte.

Arte efímero en la era digital

El arte efímero continúa siendo una forma popular de expresión artística dentro del arte contemporáneo. Las tecnologías digitales, como la proyección de imágenes e incluso las redes sociales, se utilizan para reflejar los acontecimientos actuales y la desilusión aparentemente interminable que muchas personas, artistas y no artistas, sienten hacia la sociedad contemporánea. La versatilidad de materiales, formas y procesos que guían las obras efímeras habla de muchos de los cambios sociales que se enfrentan todos los días.

Si bien aún no existe un estilo cohesivo o una estética que defina el arte efímero, éste sigue siendo crítico con la sociedad contemporánea. La artista Jenny Holzer usa proyectores para crear proyecciones a gran escala en los costados de los edificios de la ciudad. Estas proyecciones generalmente presentan elementos de texto que reflejan la obra de arte en sí y hacen una declaración más amplia que despierta la reflexión en el espectador. Las proyecciones duran poco tiempo y hacen que los espectadores se sientan inmersos en la obra.

Incluso en la era digital, el arte efímero sigue siendo un puente entre el arte y la vida. De hecho, muchas obras de arte efímeras alientan a los espectadores a experimentar las formas en que el arte y la vida se entremezclan y se vuelven casi indistinguibles entre sí.

Artistas de arte efímero notables

  • Joseph Beuys, 1921-1986, alemán
  • Sara Lucas, b. 1962, inglés
  • Ricardo Long, b. 1945, inglés
  • Andy Goldsworthy, b. 1956, inglés
  • Michael Heizer, b. 1944, estadounidense
  • Jenny Holzer, n. 1950, americano
  • Ana Mendieta, 1948-1985, cubanoamericana
  • Yoko Ono, b. 1933, japonés
  • Janine Antoni, n. 1964, estadounidense
  • Robert Smithson, 1938-1973, estadounidense
  • Nancy Holt, 1938-2014, estadounidense

 

Términos relacionados con el arte

About Amy Meleca, M.A.

Amy Meleca is an artist and educator based in Toronto, Canada. She holds a MA degree in Interdisciplinary Art history from OCAD University and a MA in Education from the University of Toronto. Her experience in the arts includes working as an art writer, researcher, art gallery manager, arts-educator and graphic designer. When not writing or teaching, Amy continues to develop her multimedia artistic practice.